Las ondas escalares

La investigación de las ondas escalares es un campo de gran interés pues enlaza la física con aspectos más sutiles, como la radiónica.  Fueron descubiertas teóricamente por Clerck Maxwell, y demostradas empíricamente por Nicolas Tesla, pero es el ingeniero alemán Kontastin Meyl quien ha actualizado el sistema de transmisión y descubierto las ondas escalares electromagnéticas que denomina “ondas Meylianas”.  Los dispositivos de emisión y recepción de ondas escalares reciben más energía que la que emiten y son capaces de transferir las propiedades de un remedio o sustancia a quien se encuentre entre los dos dispositivos con solo situar el elemento en el receptor.

La transmisión de energía sin pérdida fue realizada primera vez por Tesla, que presentó la patente del dispositivo el 15 de mayo de 1900, en Estados Unidos con el número 649.621 y el título de “Aparato para la transmisión de electricidad”. Otros científicos occidentales han trabajado en este sentido, tales como: Eric. P. Dollard, K. Meyl y Tom Bearden. En Rusia, y asimilando las ondas escalares con los campos de torsión fue investigada entre otros por S. V. Avramenko y G. Ignajev, dentro del campo denominado de “energía de alta penetrabilidad”. Tesla decía que esta energía viajaba a 471.200 kilómetros por segundo, y Meyl afirma que es 1,5 más rápida que la velocidad de la luz.

Las ondas escalares se propagan en la dirección del vector del campo eléctrico, es decir, son ondas longitudinales; mientras que en las ondas hertzianas su propagación es transversal. 


No son detectables con los instrumentos actuales, aunque hay intentos en este sentido. Su capacidad de penetración es completa, no es apantallable, atraviesa los objetos sin pérdida de energía; por lo que podrían atravesar la tierra sin que disminuyese la energía inicial del emisor. Son capaces de penetrar en los objetos sin pérdida de energía y llena el entorno por donde se propaga en vez de seguir linealmente. Las células se comunican entre ellas a través de este tipo de onda, si se dan los factores de que tienen la misma frecuencia, la misma forma de onda y oposición de fase. La transmisión de información es más eficiente y concentrada, debido a que se puede modular simultáneamente la frecuencia y la longitud de onda, siendo más estable cuanto más pequeñas y rápidas son.




La aplicación de este tipo de ondas no solo se limita a transmisión de energía eléctrica, pues al poder ser modulada la información puede inducir todo tipo de efectos sobre lo que se encuentre en su campo de acción. Entre las aplicaciones prácticas están: la carga de objetos o sustancias con el fin de mejorar o potenciar sus cualidades (por ejemplo, un alimento o hiervas medicinales), la transferencia de un remedio o de las cualidades de un organismo biológico al sujeto que se encuentre en medio del campo de acción (una experiencia realizada por algunos experimentadores, es la de transferir la energía de los germinados), el tratamiento a distancia utilizando un testigo biológico del sujeto y el remedio-medicamento adecuado, y muchas más aplicaciones que sin duda irán apareciendo día a día de esta tecnología. Se van conociendo poco a poco muchos trabajos que demuestran los efectos de estas ondas, entre ellos destacamos los de Gao Peng, donde poniendo pequeñas estructuras colgantes de madera dentro de un receptor de energía escalar, se aprecia cómo se mueven en circunstancias de estricto control.

Los beneficios de la energía escalar sobre el cuerpo son los de: revitalizar el campo energético del cuerpo, protege de las radiaciones electromagnéticas comunes, mejora el descanso y relaja el cuerpo, hace que las células se desintoxiquen y mejora su nutrición, refuerza el sistema inmunológico y endocrino, facilita una mayor circulación sanguínea, destruye virus y bacterias, y hace que las células no se sobrecarguen. En los productos inorgánico u orgánicos, realiza una mejor organización de su estructura interna, por lo que sus propiedades naturales se potencian y son mas efectivos.

Se especula mucho sobre que las armas militares de última generación están basadas en esta tecnología, por ejemplo, el famoso y misterioso H. A. R. R. P. A nivel experimental, hay muchos instrumentos realizados en el área de las energías sutiles que utilizan o pretenden utilizar este tipo de ondas, nosotros realizamos un generador de sobre mesa, capaz de equilibrar el entorno y mejorar las cualidades de cualquier producto que se sitúe sobre éste durante unos minutos (por ejemplo agua o vino), es el denominado “Armonizador Escalar Gaia”, que puede adquirir aquí.

Basándonos en el desarrollo, ampliamente explicado y probado del blog amigo Teslatronica (http://teslatronica.blogspot.com.es/2016/11/sistema-experimental-de-transmision-de.html), hemos creado un dispositivo de transmisión y recepción de energía escalar, ambos idénticos en su construcción. El conjunto consta de dos bobinas planas realizadas en circuito impreso, con primario y secundario, con unas esferas que están conectadas a través de una varilla metálica al secundario y a su vez a tierra o en nuestro caso entre los dos dispositivos. Un generador de frecuencias del tipo DDS se encarga de introducir las frecuencias que hacen que entren en resonancia siempre que se den las condiciones de: la misma frecuencia, la misma forma de onda (con su correspondiente modulación) y el cambio fase opuesta. Cumplidas estas tres condiciones se generan las ondas escalares, a este sistema de dos bobinas se le denomina también “resonador de fase conjugada”.

El conjunto es extremadamente sensible y su ajuste es un poco laborioso de momento. Con el generador emitiendo frecuencia con la forma senoidal, se va ajustado en el que va a hacer de emisor hasta que se encienden los leds, también es necesario ajustar el ancho, la amplitud y offset, éste último para que los dos leds estén al mismo nivel. Posteriormente se usan con un cable el emisor con el receptor y se hacen los ajustes de frecuencia para que los leds se enciendan en este último, si se pone en funcionamiento el vúmetro, se observa que tiene más energía en el receptor que en el emisor. La sustancia a transmitir se sitúa en el receptor. Si se acerca la mano a algunas de las dos esferas metálicas o en entre ellas, se observa como varía la energía en los dos dispositivos. En la foto se puede observar cómo el emisor (a la derecha) tiene menos energía que el receptor (a la izquierda).





El tema de las ondas escalares, es muy amplio, y sin duda tendremos que volver a él en distintas ocasiones. Hemos realizado un equipo experimental que puede adquirir dirigiéndose a Alternativ-lab.